No

No quiero pasarme otro mes de septiembre como el del año pasado. No quiero vivir en esa angustia permanente. No quiero dejarme llevar por el miedo o la desesperanza. 

Así que hoy, 19 de julio, hago una promesa. Esta vez no. Si me arruino, pues me arruinaré. Si tengo que volver a coger el teléfono -bueno parece que de esa no voy a librarme-, lo cogeré sin dramas. Si tengo que emigrar, emigraré. Si tengo que volver a las velas, volveré a las velas. Pero no pasaré otro septiembre como el del año pasado. Tal vez no pueda evitar ser precaria, o pobre, pero sí puedo evitar vivir angustiada. Al menos lo voy a intentar. Ya veremos de aquí a noviembre si hay mucho del dicho al hecho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s