A veces

A veces sólo quieres saborear ese café. La tienes enfrente, sonriéndote, y con eso te basta. Temes que termine antes que tú y se levante con prisas. Sabes que no podrás hacer nada para evitarlo, por lo que ni siquiera te esfuerzas por retenerla a tu lado. Cuando tenga que irse, simplemente se irá. Y no sabrás cuándo volverás a verla, porque tampoco te avisó de su llegada. Así que te limitas a sonreirle y a contemplarla, intentando fijar su rostro en tu memoria, porque nunca se sabe…

Y que está tan bonita…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s