Sed

A veces ni me acuerdo de que existes. A veces pareces tan lejana, como si aquel camino que inicié a los 18 años hubiera supuesto una sentencia de separación eterna y ya sólo pudiera verte en sueños.

Hasta que despierto en mitad de la noche, o miro el cielo estrellado, o tu imagen me asalta de pronto, en cualquier lugar, como si no hubiera hecho otra cosa que estar esperando el momento de sorprenderme. Sin previo aviso, nace dentro de mi una sed que lejos de apagarse va haciéndose cada vez más poderosa, hasta que se hace dueña de mis actos y me arrastra, inexorablemente, hasta ti.

Entonces nuestras miradas se cruzan de nuevo y comprendo que la ilusión no fue creerte mía, sino pensar que algún día podría olvidarte, como si no formaras ya parte de mi. Olvidaré nombres, rostros y calles. Olvidaré quizás quién fui, pero mientras me quede un soplo de vida dentro de este cuerpo, sé que seguirás ahí.

Nunca te juré amor eterno. Ni tú me lo pediste. De sobras sabías que sería tuya para siempre, que esta sed que me invade hoy habría de acompañarme allá donde me llevaran mis pasos, especialmente, si me alejaban de ti.

Podemos escapar de muchas cosas. Pero no de lo que somos.

Anuncios

El fin del mundo y otras maravillas de este planeta

IMG-20141019-WA0052

He conocido una ciudad al borde del planeta que brilla humilde y soberbia entre lagos, y nieves eternas.

IMG-20141018-WA0026

He conocido una ciudad que llora por haber perdido lo que nunca llegó a tener.

2014-10-12 15.36.00 2014-10-12 20.24.08

2014-10-13 16.27.03-1

He conocido hielos dormidos y aguas míticas.

IMG-20141021-WA0024 (1)

2014-10-21 12.01.13

He cedido el paso a los pinguinos, observado harenes de elefantes marinos y grabado a ballenas sumergidas bajo mis pies.

IMG-20141018-WA0021

Quiero volver. Algún día. Quiero ir más allá del fin del mundo. Quiero tener un hogar al que regresar. Quiero seguir conociendo lugares y gentes. Quiero… quiero tantas cosas, tantos sueños por cumplir, y con esa sensación de estar ya en deuda con mi destino…