Pequeños pedazos de cielo

Uno de mis pequeños placeres de la vida es descubrir algo nuevo. Es pequeño por lo humilde, por lo accesible, porque es algo que puedo disfrutar a solas, aunque luego guste de compartirlo.

A veces es una canción o una serie nueva, pero lo que más me emociona es encontrar un buen escrito, que me haga reflexionar, me emocione o me asome a un horizonte más lejano que el que ven mis ojos.

Hoy ha sido un  artículo de Rosa Montero el que me ha regalado una nueva mirada, que me ha hecho volver a admirarla como periodista, como escritora y quizás, sobre todo, como persona, y que, al mismo tiempo, ha renovado en mi las ganas de seguir aprendiendo y escribiendo.

La escritura es para mi como esa amante con la que no podemos enfadarnos, pero con la que a veces simulamos reñir, sólo para poder saborear una dulce reconciliación.

Son esos pequeños ratos en los que puedo dedicarme a leer, a investigar y a idolatrar a algún desconocido los que me dan fuerzas para seguir navegando entre fuertes corrientes, alimentando mis esperanzas de llegar algún día a buen puerto. O al menos, de no naufragar durante la travesía.

Son pequeños porque como las ilusiones, se desvanecen al contacto con la realidad, pero tienen la grandeza de los sueños, aquella que nos hace mirar más allá, y sobre todo, porque son nuestros y nadie nos los podrá arrebatar.

Para los que tengáis curiosidad, os dejo el enlace al artículo de Rosa Montero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s