Slowly

Hugo busca la pelota que ha dejado olvidada en algún rincón de la casa. Los escalares pugnan por dominar su nuevo territorio. La introducción de un filtro adicional ha alterado las corrientes del acuario y ahora tratan de restablecer el equilibrio.

La llegada de la piscina a la Nevera ha supuesto un plus de relax que aún estamos degustando. Hugo sigue manteniendo su autoimpuesta orden de alejamiento del agua, a más de 100 metros de distancia, lo cual, a efectos prácticos, se traduce en que no saca el hocico al jardín si alguien está fuera, por si acaso.

Arreglo las plantas, ordeno el estudio, la ropa de otras temporadas, relleno los marcos con fotos, cocino y me dejo llevar por el ritmo suave ritmo del verano, que toca ya sus últimos acordes.

Ya se vislumbra a Septiembre tomando la esquina de la calle. Este año, como casi todos, se adivina intenso. Quizás más intenso que nunca. Seguramente por eso estos días de sosiego desprenden ese aroma tan agradable.

Ver cómo septiembre asoma la patita

Anuncios

2 pensamientos en “Slowly

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s