Baronesa

Si creíamos que era durante las campañas electorales donde podían observarse los acontecimientos más inverosímiles, con bailes, cantes y apariciones estelares en programas de entretenimiento, era porque perdimos de vista lo que pueden dar de si unos resultados poco concluyentes.

La primera duda, ¿quién ha ganado las elecciones? ¿El primer partido más votado, perdiendo la mayoría absoluta y 3.652.897 votos? ¿El PSOE, que pese a quedar segundo, sigue su carrera cuesta abajo y sin frenos? ¿Podemos, que no puede? ¿Ciudadanos, que puede menos? ¿IU, que rozando el millón de votos ni siquiera ha logrado Grupo Parlamentario? ¿UPyD, que no ha logrado ningún escaño?.

Tal vez estas elecciones las haya ganado la pluralidad, la diversidad de ideas, que ha logrado vislumbrarse, pese a la gran losa de una ley electoral hecha para proteger el bipartidismo.

Pero la diversidad debe ser difícil de gestionar. “España, ingobernable”, “España, sumida en el caos”.

Vemos movimientos estos días que nos recuerdan a esos bailes que algunos candidatos se marcaban frente a las cámaras durante la campaña, pero a diferencia de los de aquellos, en esta ocasión la audiencia tiene la impresión de que las coreografías más importantes suceden fuera de cámara.

Declaraciones, pactos, guiños, reuniones…

Y entre tanto ir y venir entre bastidores, al público nos entretienen con una coreografía que casi podría calificarse de cómica: la que se está marcando el PSOE con su bicefalia.

De un lado, su Secretario General, supuesto Jefe indio, al que nadie toma por tal, salvo quizás su equipo más cercano y su familia.

Del otro lado, la Baronesa, verdadera jefa en la sombra y al Sol cuando hace falta. Aunque los medios siguen con su inercia machista y acuñan frases del tipo “Los barones del PSOE, con Susana Díaz a la cabeza“, o, en una mezcla imposible de metáforas: “Los barones del PSOE, capitaneados por Susana Díaz“. Cualquier giro de tuerca parece más correcto que perder la masculinidad de la frase.

Pero el PSOE no baila sólo. Podemos, supuesto estandarte del poder del pueblo, pero ávido del que le falta, se permite criticar la falta de autoritarismo del supuesto Jefe indio del PSOE. ¿¿¿Ein???

Es un personaje peligroso, que no tiene miedo a arriesgar cuando lo considera necesario, y al mismo tiempo no hace uso de todo el poder que tiene, salvo cuando es preciso. Que no tiene empacho en sacrificar a los suyos cuando la ocasión lo requiere, pero sabe esperar el momento. Es sin duda la persona más poderosa del PSOE y uno de los políticos más influyentes de nuestro país. Y, nos pese a quienes nos pese, tiene muchas papeletas para convertirse, algún día, cuando la sociedad así lo demande, en nuestra presidenta del gobierno. Y es una mujer. No es un barón. Es La Baronesa. Al César lo que es del César.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s