Sin mirar atrás

Aunque aún quedan varias semanas para que se vaya el 2016, el algoritmo de Facebook ya nos ha hecho su particular balance del año a cada uno.

Y aunque quizás sería el momento de aflojarse un poco las cadenas de la red social y hacerle la competencia con un balance propio, esta vez no me apetece hacer balance de lo que queda atrás. Sólo me apetece mirar al frente y continuar mi camino, nuestro camino.

Que los vientos os sean favorables, que aún nos quedan un par de curvas por coger antes de entrar en el 2017.